jueves, septiembre 27, 2012

CONIDA presento la maqueta del componente terrestre del Proyecto CNOIS




El Jefe Institucional de la Comisión Nacional de Investigación y Desarrollo Aeroespacial -CONIDA, General FAP Mario Pimentel Higueras, presentó el 18 de septiembre del 2012 la maqueta del componente terrestre del Proyecto CNOIS a todo el personal de ésta Agencia Espacial.

El Centro Nacional de Operaciones de Imágenes Satelitales, CNOIS, es el proyecto desarrollado por CONIDA  para dotar al Estado Peruano de la capacidad de utilizar tecnológica espacial a fin de contribuir con el desarrollo nacional a través de información satelital.

La aprobación de la puesta en marcha del Centro Nacional de Operaciones de Imágenes Satelitales permitirá conferir a nuestro país de independencia tecnológica satelital para planificar, ordenar, apoyar, controlar y desarrollar aplicaciones en los sectores de: Agricultura, Energía y Minas, Vivienda, Transportes, Salud, Pesquería, Educación, Prevención y Mitigación de Desastres, Ordenamiento Territorial, Ambiente, Recursos Naturales, Salud, y Seguridad Nacional, entre otros.

Por lo tanto, es de suma importancia para el desarrollo nacional, dotar al país de los beneficios del uso de tecnología satelital; lo que permitirá en el corto plazo brindar mejoras, adelantos y nuevos servicios a la nación peruana.

(*) NOTA: 
El segmento terrestre del Centro Nacional de Operaciones de Imágenes de Satélite-CNOIS se ubicara  en la base de la Fuerza Aérea del Perú en Punta Lobos en el distrito de Pucusana, a 50 kms a sur de Lima. Esta estación terrena tendría la función de operar el comando y control del satélite peruano del proyecto CNOIS, así como otros satélites complementarios.  Entre ellos podría estar el ofrecido por el gobierno de Corea del Sur como parte de la propuesta Offset por la venta de aviones de entrenamiento KT-1 de la empresa Korean Aerospace Industries, el satélite Kompsat 2. También los futuros satélites que se construyan u operen dentro del marco de la Organización de Cooperación Espacial Asia Pacífico (APSCO), de la cual Perú es miembro, entre otras alternativas.

Cabe anotar que el segmento terreno es un primer gran paso dentro del proceso de implementación del Centro Nacional de Operaciones de Imágenes de Satélite, cuya implementación  total solo depende de la decisión política del gobierno, ya que los estudios técnicos de pre factibilidad y factibilidad han sido concluidos hace mas de 1 año, y cuya viabilidad económica, aun pendiente de aprobación por el Ministerio de Economía, pasa más por el visto bueno de las máximas autoridades del gobierno, que es concretamente una decisión política, por que las reservas internacionales que superan los US. 60,000 millones de dólares garantizan contar con los fondos necesarios para su implementación.

Es importante también mencionar, que esta implementación, a pesar de permitir también recepcionar información de otros satélites, no debe distraer del objetivo central, como es el contar con nuestro PROPIO SATELITE de observación terrestre, tal y como ya lo tienen países como Argentina, Brasil, Chile y Venezuela, y próximamente Colombia y Bolivia, solo por mencionar países de la región.

Un detalle poco conocido es que cuando se adquiere un satélite, se hace el diseño de la órbita más adecuada para el país propietario, esto implica para el caso del Perú de una órbita cuasi polar ascendente con una inclinación paralela a la costa peruana, lo cual le daría una mayor eficiencia en la cobertura de territorio peruano y por tanto una mayor capacidad de revista, que podría ser cada 48 horas en alta resolución.

El satélite pasará por la estación unas 7 veces al día en promedio con tiempos de contacto en cada pasada de aproximadamente de 4 minutos. En este tiempo la Estación Terrena de Control de Misión debe comisionar las nuevas tomas de imágenes, recibir los parámetros orbitales y operacionales del satélite, enviar tele comandos de operación y hacer la descarga de las imágenes adquiridas, normalmente en banda X y cuya tiempo de descarga es el triple del tiempo que tomo adquirirlas, razón por la cual mucha veces hasta se alquilan servicios de descarga de datos en otras estaciones en latitudes altas para aprovechar al máximo las capacidades de toma del satélite y no se forme un cuello de botella en la bajada de datos, teniendo en cuenta además las limitaciones propias de la capacidad del disco duro del satélite, que estando lleno y sin poder descargar datos, no es posible seguir tomando imágenes al no tener donde grabarlas.

Este comentario se hace, para tener claro que satélites extranjeros, diseñados para cubrir necesidades de otros países en diferente ubicación geográfica, en diferente latitud y de diferente forma, deben cumplir prioritariamente sus propias necesidades de cobertura de su territorio, siendo su uso en nuestro territorio sumamente limitado en términos operacionales de programacion de las imagenes, tiempo de revisita de nuestro pais, asi como de disponibilidad de espacio en su disco duro.
  
El Perú necesita un satélite propio, diseñado de acuerdo a nuestra realidad geográfica, solo así podremos tener una solución ideal para cubrir la larga lista de necesidades de información en términos de evaluación de recursos naturales, monitoreo ambiental, prevención y atención de desastres naturales, como en seguridad y defensa nacional entre otras aplicaciones.

(*) Se agradece su difusión.

miércoles, septiembre 26, 2012

Venezuela lanzará su segundo satélite este viernes


Nota de Infoespacial:


 4/09/2012
(infoespacial.com) Caracas.- El segundo satélite venezolano, la plataforma de observación de la Tierra Francisco Miranda, será lanzado al espacio desde la República Popular China a las 04:42 GMT del sábado 29 de septiembre (23:48 del viernes 28 hora venezolana y 11:42 del 29 en el punto de lanzamiento). La plataforma ya se encuentra perfectamente acoplada con el lanzador que lo transportará al espacio, informó este lunes el gerente técnico de la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales (ABAE), Francisco Varela.

Varela fue entrevistado en el programa A Toda Venezuela de la emisora estatal Venezolana de Televisión en China, donde se encuentra un equipo técnico de profesionales venezolanos que supervisa la preparación del lanzamiento y se forma para el posterior control del satélite desde la Base Aeroespacial Capitán Manuel Ríos (BAMARI), ubicada en El Sombrero, estado Guárico.

El tecnico indicó que el satélite ha pasado adecuadamente todas sus pruebas, siendo trasladado desde Pekín al Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan (Desierto del Gobi, Noroeste de China) donde se encuentra en los momentos finales de la fase de aceptación y se están efectuando los últimos chequeos de llenado de tanques.
La puesta en órbita estará a cargo de CGWIC, empresa china que también construyó el otro satélite venezolano, el Simón Bolívar, de comunicaciones y enviado al espacio en octubre de 2008. Varela explicó que este satélite de observación terrena y de percepción remota aportará beneficios a los agricultores venezolanos, mediante el seguimiento a los cultivos y plantaciones que son afectadas por inundaciones o sequías. Indicó que el agricultor se verá beneficiado, puesto que podrá prever el momento de siembra, y sí está expuesto o no a pérdidas.

"A nivel de planificación urbana se trabajará con la Gran Misión Vivienda Venezuela cuando proyectemos nuestros planes urbanísticos que estén asentados con las condiciones favorables en términos de servicios, para que el territorio disponga de todo lo que necesita", dijo Varela. En este sentido, el satélite Miranda podrá proyectar en términos de imágenes satelitales un conjunto de técnicas que permitirán una planificación más ordenada y correcta, de manera que las zonas urbanas y rurales no se vean involucradas en deslizamientos de tierra y fallas. "Las aplicaciones son múltiples, finalmente quien va a ser el beneficiario es el pueblo y las comunidades, tomando sus propias decisiones de cómo proyectar sus caminerías y vías de acceso para sacar adelante sus productos, sus producciones", puntualizó Varela.

Amplia propaganda

El lanzamiento del satélite Miranda se esta rodeando de una amplia campaña de propaganda desde los medios de comunicación oficialista del régimen venezolano, que enfatizan - en la misma línea del ingeniero Varela- no solo las ventajas que aportará la nueva plataforma, sino también el satélite Bolivar.

Así la prensa venezolana destacaba este fin de semana que más de cinco mil antenas están conectadas al satélite, lo que beneficia a seis grandes áreas: Educación (3500); Seguridad y defensa (160), entre otros radares que cuidan el espacio aéreo venezolano y 131 bases de protección fronteriza; Energía y petróleo (127); Alimentación (1143), Comunicaciones (200) y en salud (350), señaló el viceministro para las Telecomunicaciones, Manuel Fernández.
La operadora del segmento terreno de la ABAE, Eglé Jaimes, señaló que los infocentros instalados en lugares apartados del país mantienen cobertura de internet a través del Simón Bolívar.

"Es importante recordar que es un satélite socialista que ha venido a fomentar las comunicaciones en las áreas más despobladas, donde no existen las comunicaciones establecidas, como las conocemos en los centros urbanos. Es por eso que la gente cree que el satélite no está en funcionamiento", explicó Jaimes. "Con estos ejemplos los trabajadores de la ABAE podemos dar fe que el satélite está trabajando al cien por cien", afirmó la funcionaria que se encarga de manejar los softwares que controlan la posición orbital del satélite. De igual forma explicó que para garantizar la señal de las televisoras nacionales son necesarios unos transponder, puesto que para hacer transmisiones desde zonas remotas del país es fundamental la señal satelital.

Al respecto el ministro para la Ciencia, Tecnología e Innovación, Jorge Arreaza, explicó en declaraciones pasadas que en cuatro años "ninguna de las transmisiones en vivo a través del Satélite Simón Bolívar se han caído". Según los datos oficiales, en la actualidad, un poco más de cuatro millones de personas se benefician, de forma directa o indirecta a través del satélite - de forma directa cuando la persona navega a través de un Infocentro o un Centro Bolivariano de Informática (Cebit); o indirecta cuando las personas que trabajan en un Pdval en una zona alejada hace solicitud de alimentos empleando servicios de telecomunicaciones-, así lo dio a conocer el viceministro.

Entre otras funciones Jaimes destaca también que el satélite Simón Bolívar recibe la información de las estaciones sismológicas controladas por la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (Funvisis). Con la la instalación de la sala de telemetría de Funvisis existe una red de 35 estaciones sismológicas conectadas al dispositivo espacial, durante las 24 horas del día, con el propósito de monitorear cualquier evento telúrico que ocurra en Venezuela.

Satélite Miranda

El también conocido como VRSS-1 es la primer satélite de teleobservación de Venezuela. Fue bautizado como Francisco Miranda en febrero pasado. China Great Cooperación Industrial Wall (CGWIC), es una subsidiaria de la Corporación China de Ciencia y Tecnología Aeroespacial(CASC) que firmó un contrato con el Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias (MPPCTII) de Venezuela en Caracas, el 26 de mayo para la entrega de VRSS-1. De acuerdo con el contrato, CGWIC es el contratista principal y llevará a cabo la entrega en órbita del satélite VRSS-1 además de encargarse de la gestión de los subcontratistas, suministrar el vehículo de lanzamiento, efectuar la operación de control del lanzamiento y suministrar los sistemas de tierra de aplicación. El satélite VRSS-1 se basa en el bús CAST2000 desarrollado por la Academia China de Tecnología Espacial (CAST), y se llevará al espacio un vehículo de lanzamiento CZ-2D (2), desarrollado por la Academia de Tecnología de Vuelos Espaciales de Shanghai.

(*) NOTA: Con este lanzamiento, Venezuela contara tanto con un satélite propio de comunicaciones, como uno de observación de la tierra, pasando a ser uno de los más importantes actores de la región en materia aeroespacial y dando un gran salto tecnológico de la mano con China.

El único aspecto que despierta suspicacias, es que en el caso del satélite Miranda o VRSS-1, ningún documento, pagina web oficial venezolana o china, hablan de los aspectos técnicos críticos del sensor y el satélite, como son su resolución espacial o nivel de detalle del pixel y el tiempo de vida del satélite, aspectos críticos a la hora de determinar el precio final del mismo. Sin embargo se sabe que la plataforma CAST-2000, empleada para el satélite chino Ziyuan-3 que entro en operación en agosto último, tiene una resolución espacial máxima de 2.5 mts y 5 años de vida útil (Ver: http://en.wikipedia.org/wiki/Ziyuan_3 ), y es la misma plataforma que utiliza el satélite Miranda, por lo que seria lógico deducir que este satélite tiene por lo menos estas mismas características, aunque información extraoficial habla de un sensor con una resolución espacial de 3 mts y una vida útil de tan solo 3 años, lo cual, en cualquiera de los 2 casos, lo harían uno de los satélites más caros del mundo.

El satélite “Miranda”, tuvo un costo inicial de US. 140'millones de dólares, luego hubo un primer incremento del presupuesto de US. 35 millones para la propia construcción del satélite, US. 13 millones para seguros y US. 24 millones para la construcción de una “fabrica” de satélites, sumando todo esto nada menos que US. 212 millones de dólares. Como ejemplo podemos mencionar que el satélite chileno SSOT que tiene 1.5 mts de resolución y 5 años de vida útil costo menos de la mitad, siendo este de tecnología europea.

(*) Se agradece su difusión.